13 de diciembre de 2011

Zonas arrasadas por el terremoto y tsunami en Japón


Google Street View ha presentado la recopilación de información fotográfica de las zonas arrasadas por el terremoto y tsunami.

Esta recopilación de datos nos da una idea de la magnitud de la catástrofe.
Desde un punto de vista técnico, son imágenes de gran valor para estudiar el comportamiento de distintas estructuras y núcleos urbanos ante un desastre natural de este tipo, y proponer criterios de diseño urbanístico y estructural para evitar o por lo menos aminorar daños en futuros desastres.
Barrios enteros han desaparecido, a pesar de que los japoneses son reconocidos especialistas en diseños seguros ante terremotos.

Nuestro sentido pésame para las víctimas.



Ver mapa más grande


En este caso las medidas de contención de tsunamis fueron las que fallaron principalmente.
La mayor inicidencia de terremotos ha hecho que en el país nipón se hayan redoblado esfuerzos para hacer edificaciones seguras en las últimas décadas.


La dificultad principal para protegerse de los efectos de un tsunami se encuentra en que su potencial destructor dependerá en buena medida de la orografía y posición de los núcleos urbanos, cosa que no se puede cambiar sin un elevado coste político, emocional y económico. 
El diseño de las construcciones podrían prever la resistencia necesaria al impacto de una ola de gran altura. Es una medida que se podría aplicar a los edificios públicos o de alta ocupación, pero es casi imposible de aplicar a las viviendas unifamiliares características de las poblaciones costeras, máxime teniendo en cuenta el sobrecoste en la construcción que ello supondría para una economía familiar.

Otro aspecto a valorar es el efecto de la resistencia de las construcciones frente a prevenir víctimas humanas: en un terremoto compensa el refuerzo porque previene claramente las víctimas, mientras que en el caso de tsunamis que las construcciones resistan no supone una diferencia tan significativa de posibilidades de salvación, fundamentalmente en edificios de baja altura.

Parece en este punto que no se puede hacer nada... pero no es cierto:

Al margen del desarrollo de sistemas de alerta temprana ante tsunamis, que obtuvieron gran impulso después del tsunami de Indonesia en el año 2004, pueden proponerse medidas de salvación adicinales:


Los planes urbanísticos de las zonas costeras podrían disponer ordenanzas que favoreciesen un número de puntos de salvación repartidos por las poblaciones. Podrían aprovecharse los edificios altos para establecer recorridos de libre acceso desde la calle exterior hacia las cubiertas, de la misma manera que se diseñan los recorridos de evacuación desde el interior a la calle.
Esos edificios podrían ser de cualquier uso, o establecer estructuras independientes en zonas que no cuenten con construcciones en altura, a distancias razonables teniendo en cuenta el tiempo desde que el sistema de alerta se pone en funcionamiento hasta la llegada del tsunami.

No hay comentarios:

Publicar un comentario