15 de abril de 2013

30 de marzo de 2013

Certificado Energético

El certificado energético es una valoración de cómo eficiente es una vivienda en cuanto al consumo de energía.
Las variables que influyen son numerosas, desde la orientación de la vivienda o edificio y su situación, hasta la posición del edificio dentro de su entorno, las características de los edificios circundantes o la exposición a los vientos.

 
Resumen modelo del certificado de eficiencia energética.

En el resumen del certificado como el que ponemos arriba, aparecen los resultados más importantes, clasificándose a la vivienda o edificio con una letra de la A a la G en función de su eficiencia.

Las características constructivas influyen en gran medida, pero también el tipo de combustible que se utiliza, dado que el certificado no mide sólo el consumo sino también las emisiones de CO2 que genera el uso del edificio.
Por ello es importante un buen asesoramiento a la hora de acometer una reforma o elegir el tipo de combustible, para garantizar la mejor manera de mejorar el consumo de energía, las emisiones contaminantes y de efecto invernadero, y la calificación energética: dependiendo del tipo y características del edificio, puede ser más conveniente una actuación en las fachadas, por ejemplo que sobre la cubierta, o sobre las ventanas y puertas en lugar de las fachadas, etc.


Si desea más información personalizada puede ponerse en contacto con AREYAL Studio en el 979 722 091, o por email en areyal@areyal.com

También puede localizarnos en las siguientes direcciones web:


31 de enero de 2013

El mero uso de energía podría afectar al cambio climático. ¿¿Y entonces??...


Parece que se van incorporando hipótesis nuevas que empiezan a apuntar hacia causas del calentamiento que hasta ahora no se incorporaban en los modelos, pero que intuíamos como posibles: el mero consumo de energía, al emitirse en forma de calor algo ha de influir.


De confirmarse, aunque aún no se puede medir, tendría unas consecuencias bastante importantes: cualquier consumo de energía no existente en la atmósfera previamente provocaría el calentamiento de la misma.

Una de las implicaciones directas es que la gran esperanza de la humanidad de encontrar una energía abundante y limpia en la fusión nuclear, aunque sigue siendo una buena opción, tendría sus desventajas: la fusión de hidrógeno liberando energía en el proceso liberaría esa energía para su uso... y a la atmósfera.

De la misma manera, la ocupación de suelo por paneles solares que captan la radiación solar y evitan que se refleje, también contribuiría a la acumulación de energía calorífica en la atmósfera. Esto sería aplicable sobre todo a los paneles solares térmicos (que calientan agua o fluidos en su interior).
Los electrovoltaicos, actualmente construidos por silicio de color oscuro, también provocan ese efecto, pero existen investigaciones con siliconas que podrían captar energía solar para convertirla en energía eléctrica y ser de colores más claros que reflejarían la radiación térmica no convertible en electricidad (todavía no desarrollados para su uso eficaz).

¿Qué nos queda?


3 de noviembre de 2012

Madrid Arena, el aforo y los usos alternativos

Imagen: modelo de escaleras de evacuación en recinto de Pública Concurrencia.
A.Royuela

Casi todas las tragedias ocurren cuando se le aplican procedimientos generales a casos particulares, o cuando, dentro de un caso general, ocurren eventos que se salen de lo habitual. ¿Hubiese sido correcta la configuración de flaps del vuelo de Spanair, según el protocolo habitual, si no hubiese tenido que volver a hangar y luego regresar a la pista?
Las personas, como norma general, nos intentamos proteger de los desastres, y se desarrollan protocolos y prevenciones. Entonces ¿qué ha fallado?

En el desgraciado caso del aplastamiento de varias personas ayer en el Madrid Arena, una posibilidad es que, al ser un edificio destinado a eventos deportivos, su aforo esté definido en función del espacio total sobre gradas, y no se haya limitado el acceso a pista.
En este tipo de espacios, el aforo de pista debe ser específico, y cumplir por sí mismo con las condiciones de evacuación segura.
Esto no se puede controlar si no a) se define y planifica primero la ocupación máxima de pista y b) se cuenta con supervisión de acceso no sólo al edificio, sino también a la pista.